18 de febrero de 2014

Entre fogones: A la rica sopa de zanahorias


En estos días de tiempo lluvioso y más bien fresquete - a ver, que ésto no es el Polo Norte pero también se pasa frío - el cuerpo pide más sopa y platos de cuchara que nunca. Una de las que más me gustan es la sopa de zanahoria, cuya preparación paso a detallaros a continuación.

Ingredientes


Suelo utilizar:

  • Seis zanahorias grandes
  • Una patata grande
  • Una cebolla
  • Un puerro
  • Un pelín de apio (ojo, da mucho sabor. Si no os gusta, absteneos)
  • Aceite de oliva virgen extra (hoy estamos que lo tiramos)
  • Hierbas aromáticas (le suelo echar tomillo y perejil)
  • Sal y pimienta

Según los gustos de cada uno, le echáis más o menos de lo que os dé la gana. Mala no creo que salga nunca


Cortamos todo a dados, rodajas y/o picadito, según corresponda y lo vertemos en una cacerola con capacidad para aproximadamente cinco litros de agua. Salpimentamos, echamos un chorreón generoso de aceite de oliva (para sopas, ensaladas, desayunos y almejas varias siempre escojo algún virgen extra aromático) y calentamos a fuego medio. Dejamos que se haga el sofrito removiendo a ratos, y cuando notamos que los ingredientes están doraditos (en mi caso, al cuarto de hora), los cubrimos con tres litros de agua. Subimos la intensidad del fuego y lo llevamos a ebullición. Una vez llegados a este punto, bajamos otra vez el fuego y dejamos que todo hierva un cuarto de hora más.

Presentación


Como hago mucha cantidad de una vez, congelo en tuppers individuales que luego se calientan en un momento. ¡Os prometo que saca de más de un apuro! Según el público al que no enfrentemos, la pasaremos por la turmix o no. A mi me gusta más pasada, pero con los trozos de verdura sueltos por el caldo está rica también. Entiendo que hay niños (y adultos) que no toman sopas si ven verduras revoloteando por el plato... Como veis en la foto que encabeza el artículo, la sirvo con una rebanada de pan muy tostado, queso rallado y un pelín de leche o nata líquida. También podéis echarle taquitos de jamón serrano (o york), ¡es una delicia! 

Et voilà! Sencillo y rico.

Adieux!