25 de julio de 2013

Cómo reciclar bolsas de plástico para tejer y consejos prácticos

Paso a paso para transformar una bolsa de plástico en "hilo" para tejer. Una vez juntadas todas las tiras, las
haremos ovillo para su mejor manejo.
Ésta es una de las maneras que conozco para cortar bolsas de plástico a tiras, para trabajarlas posteriormente a ganchillo y poder realizar multitud de objetos para nuestro días a día (tarros, envases, posa-vasos, manteles para exteriores, etc.). Para l@s que estéis interesados en este tipo de trabajos manuales, os recomiendo encarecidamente que visitéis la página de Tejiendo conCiencia en Facebook.

Pero empecemos por el principio, que hay que cortar las bolsas a tiras...

Una bolsa de plástico cualquiera...
Metemos los laterales para adentro, y aplastamos la bolsa todo lo que podamos...
La doblamos una primera ves...
La doblamos una segunda... (según el grosor del plástico, podréis doblarla más veces, teniendo en cuenta que tendremos que cortar con tijeras. Me refiero a que, cuánto más espeso el asunto, más nos costará la labor y más irregular saldrán las tiras. Con la experiencia, iréis mejorando la técnica)
Cortamos las extremidades...
Ahí, si queréis, podéis conservar las sobras por si necesitáis relleno para envíos (o labores como cojines o muñecos de plástico y tal). Si no, intentad tirarlas en los contenedores habilitados para este material. Si yo soy la primera a quien le cuesta la puñetera vida reciclar, pero, en serio, nos estamos pasando ya con éso de tirar basura al medio ambiente. Termino el alegato. O no. ¡A reciclar, coño! Y dejemos de tirar mierda por doquier.
Empezamos a cortar las tiras... que luego anudaremos de la siguiente manera...

Corto habitualmente a un grosor de entre 5 mm y 1 cm, según lo que vaya a hacer. 

Et voilà!

Me he dado cuenta con el tiempo que no es buena idea juntar entre sí plásticos blancos, salvo que no nos importe que no sean del mismo tono, claro. Hay tonalidades de blanco para aburrir...

Por otra parte, tampoco sale bonito juntar entre sí plásticos de diversos grosores. Se os rompen al intentar anudarlos, algunos tramos salen peor según la aguja que estemos usando, en fin. Yo no lo vuelvo a hacer... ahora que si queréis probar...

Voy guardando las bolsas por colores hasta que tengo suficientes para hacer varias cosas seguidas. Sin embargo, os recomiendo que los vayáis haciendo ovillos con regularidad ya que es un trabajo LENTO y desesperante. A mí se me ha vuelto a pasar, y tengo de nuevo un saco lleno de bolsas, y me pongo de mala leche sólo con pensar en empezar a doblar-cortar-anudar...

Conforme pase el tiempo, iré añadiendo aquí más consejos y fotos de lo que creo os pueda servir de ayuda. 



No dudéis tampoco en tejer el plástico con cualquier hilo que tengáis por ahí. Muy útil cuando nos quedamos con alguna cantidad de lana o lo que sea que no sabemos en qué utilizar. Ideal también para darle colorido y un acabado más vistoso a nuestras creaciones.














Adieux!

También te puede interesar:
Tarro con tapadera y asas.