6 de julio de 2012

Y tu prima, ¿qué?

Los chicos, celebrando la victoria final contra Italia y la consecución de la segunda Eurocopa consecutiva.
La noticia corrió como la pólvora una vez pasada la euforia de la celebración de nuestra segunda Eurocopa de fútbol: Iniesta donaría la prima que cobraría de la Federación, unos 300.000€, a los afectados por los incendios de Valencia. Facebook, Twitter e Internet en general se hicieron eco de la anécdota, que sólo era el resultado de días de artículos escritos al respecto y de presiones por parte de organizaciones varias, blogueros, internautas y hasta partidos políticos de diferente color: el PP y el PSOE catalanes, ERC o la formación de Joan Laporta entre otros. Sí, habéis leído bien, el partido político de aquél señor que presidía todo un club como el Barça y sobre el que recaen más de una sospecha de haberse embolsado comisiones varias. Las habrá donado, no me jodas... 


Todo este follón se ha visto salpimentado, como no, con una buena dosis de demagogia barata y de hipocresía congénita. Al poco, aunque quedaba claro por el fuerte tufo a bulo, el propio Iniesta tuvo que desmentir la noticia y parece que los ánimos se han calmado un poco, quizás porque tenemos poca memoria y ya estamos pensando en playa, en los imputados de Bankia, quién sabe si en las próximas olimpiadas, o en lo que sea que nos metan los medios de comunicación entre pecho y espalda. Hay que reconocer que no somos muy exigentes, y menos en verano... 

Imágenes que vi dando vueltas en Facebook durante unos días, asegurando que Iniesta donaría su prima
a los afectados por los devastadores incendios de la provincia de Valencia.

Viral en Facebook una vez desmentida la noticia
por el propio Iniesta
No sé por qué la tomaron con Iniesta. Quizás por ser un jugador especialmente querido, o por su fama de buen tipo, campechano donde los haya. Quizás por ser bajito ¿quién sabe? Quizá pensaron que sería una buena manera de chantajearle, de obligarle moralmente a hacer la donación por la repercusión de la noticia en Internet y algunos medios de comunicación. Sólo espero que esta campaña no se vuelva perjudicial para su imagen, que ya he visto algún que otro fotomontaje un tanto desagradable, como el que pongo al lado (en una clara alusión al anuncio ese de los helados Kalise).

Lo cierto es que ya se oían voces llamando a la solidaridad de nuestros futbolistas cuando se clasificaron para la final del torneo, motivado, quizás, por el hecho de  que las primas de la Eurocopa de Austria y del Mundial de Sudáfrica tributaron en sendos países y no aquí. O también porque, como estamos en crisis, hay que pedirle dinero a cualquiera menos a los que han estado robándonos sin pudor durante años. La organizacióm Change.org, a través de su página web, hizo surgir la idea y la red se ha encargado de propagarla. Recordemos también que ya en los Mundiales de Sudáfrica se puso el grito en el cielo con este tema...

Web de Change.org donde se recogen las firmas. A 6 de julio de 2012, suman más de ciento dieciocho mil.
Es cierto que la cifra de 300.000€, en estos momentos difíciles, suena a burrada. Es una indecencia y a más de uno le puede parecer hasta una injusticia. A mí, concretamente, me parece una salvajada, una de las muchas exageraciones de nuestro fútbol, pero también os digo que se lo han ganado haciendo su trabajo (cosa que otros, con menos dinero, no pueden afirmar, tenedlo en cuenta). Otra cosa es que, a lo mejor, deberíamos preocuparnos de pedirle a la Federación que baje el importe de las primas. Pero aquí surge otro problema, ya que dicha federación es un ente privado, con ingresos propios y que, por consiguiente, puede repartir sus ganancias como le plazca. Aquí el enlace a los estatutos (artículo 44 página 44), en los que se explica que, entre otras fuentes, pueden financiarse por subvenciones públicas - como cualquiera, vaya, la Fiesta Nacional, para no ir más lejos - pero donde también vemos que reciben pasta de otros muchos sitios. Según he podido sacar en claro, la inyección de dinero público no llegaría al 5% del presupuesto de la Real Federación Española de Fútbol y, por otra parte, desde la racha ganadora, el combinado nacional se ha convertido en una máquina de generar dinero, sobre todo en conceptos de patrocinio.


En esta última Eurocopa, los futbolista que más han cobrado han sido los españoles, lógico puesto que llevan ganados dos Eurocopas y un Mundial y habrán generados muchos ingresos por publicidad y premios en metálico por parte de la UEFA y de la FIFA (os recuerdo, y respectivamente, entes europeos e internacionales de la cosa del balonpié). He leído en el periódico 20minutos que sólo por ganar la Eurocopa, la Federación española de fútbol ha percibido de la UEFA unos 23millones de leuros, mientras que dedicará a pagar las primas poco menos de 8millones. Así salen las cuentas. Y, lo que es más importante: que nosotros, simples mortales pelaos de dinero, no ponemos ni un duro.


El Estado también saldrá ganando. Según declaraciones desde el Ministerio de Hacienda a 20minutos"Los futbolistas están obligados a tributar el 100% de estas primas en España. Existía un acuerdo bilateral con Ucrania, que podía provocar exenciones por dobles imposiciones, pero finalmente Ucrania ha dejado exentos de gravamen todos los premios conseguidos durante la Eurocopa. Si los jugadores no tributan nada allí, estarán obligados a hacerlo en España en su totalidad". Ésto significa que deberán pagar un 50% de lo ingresado; a excepción de Torres, Silva, Mata y Reina que tributan en Inglaterra (no es por amor a la pérfida Albión, sino porque curran allí). Vamos, que haciendo cuentas, serán más de 3millones de euros los que caigan, como por arte de magia, en las arcas del Estado. Dinero que irá a parar a dietas, viajes lujosos, coches oficiales, sueldos de políticos inútiles y asesores de (poca) confianza, etc. Pero ésto ya no le molesta a nadie y seguiremos llamando insolidarios y sinvergüenzas a nuestros internacionales - con lo que gozarán del mismo tratamiento que nuestros deportistas mejor pagados


Que conste que no me parece mal que donen sus ganancias a fines benéficos, que falta hace tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Siempre me han gustado las personas generosas antes que cualquier rácano, pero hay que ser coherentes y entender que es SU dinero, que no se lo han robado a nadie, y que por tanto tienen derecho a gastárselo como quieran aunque lleven los colores del país y usen símbolos institucionales como puede ser el Himno y tal. No creo que éso les obligue a nada. Recordemos también que sus carreras son cortas, y cuanto mejor sean sus ganancias hoy, más fácil lo tendrán el día de mañana, cuando ni sean estrellas ni nadie se acuerde de ellos. No sería la primera vez que un deportista de élite acaba en la miseria. Por otra parte, hay que ser conscientes de que la mayoría de nuestros deportistas tienen sus propias ONG's, donan regularmente a diferentes historias sociales o son imágenes de asociaciones varias que intentan hacer algo por los más desfavorecidos. Eso no se nos puede olvidar tampoco... 


Si pensamos que el tema de los sueldos y comisiones multimillonarios representan un problema moral (más para nosotros, espectadores, que para los que lo ganan, os lo aseguro), quizás deberíamos plantearnos exigirle a nuestro Gobierno que grave con más dureza este tipo de ingresos. Hacer como en Francia, por ejemplo, donde han elevado la tributación de las grandes fortunas al 75%. Siempre corres el riesgo de que esta gente se largue y de perder una fuente de ingresos "segura", o, como diría un colega, "de dejar de ganar 1 por intentar ganar 3". Pero bueno, podría ser una forma de sentirse mejor. Yo, francamente, lo dudo.


Money money
Finalmente, me queda una duda al respecto. ¿Qué haríais vosotros con semejante pastizal? ¿Lo donarías? Siiiiiiiiiiii, ¡venga ya! Que ya nos conocemos: buscaríamos la mejor forma de rentabilizar la cifra y de estirarla lo más posible para que nos cunda muchos años. Si es lo que hacemos con sueldos miserables, ¿porque pensar que sería distinto ganando sumas multimillonarias?

Seamos sinceros: el dinero, a la buchaca, que ya tendremos tiempo de ayudar. 

Adieux!