15 de julio de 2012

El lumbreras del día: Madonna y Marine Le Pen



Cartel del concierto de ayer en París.
Bueno, resulta que ayer, mi amiga Madonna, la reina del Pop, se ha dedicado a liarrrla otra vez.



No se ha entretenido en enseñar ninguna teta, ni su trasero, ni en meterse con ningún dios o religión. En su concierto de París, para más inri el día de la fiesta nacional gabacha (1), ha vuelto a hacer una clara analogía entre Hitler y la dirigente del Frente Nacional, el partido facha por excelencia, Marine Le Pen (digna hija de su padre Jean-Marie). Joder, hubiese jurado que se lo tomaría como un halago pero no, no no no. No le ha gustado nada y ha anunciado demanda y esas cosas. A continuación os dejo el vídeo del asunto, que se enreda en el 1:15 (de hecho se oye la gente chillando y tal). Si no lo pilláis, sale primero la imagen de Le Pen Junior, a continuación un tipo muy parecido Hitler, y todo con la esvástica dando vueltas. 





Hay que reconocer que, como este vídeo ya se había proyectado en otros conciertos, la gente del Frente Nacional había anunciado que si lo enseñaba en Francia tomarían las medidas legales oportunas. El que avisa no es traidor. Esta es la justificación del vice-presidente del partido (leídas en el Huffington Post): "No se puede aceptar este comportamiento infame. Marine Le Pen defiende su honor, pero también el de los socios de su partido, simpatizantes y los millones de electores del Frente Nacional" [...] "Es al mismo tiempo una injuria muy grave contra la interesada, pero es también una declaración de guerra contra una parte de su público, porque, si bien cada vez hay menos, entre ellos hay electores de Marine Le Pen". 


La verdad es que me parece una chorrada de mucho cuidado. Por una parte, porque este tipo de publicidad es muy común en la cantante, que usa cualquier cosa para hacer hablar de ella y vender su negocio. Empezó revolcándose en los escenarios cual actriz porno ataviada con un vestido de novia acabando por ésto (en el vídeo también aparece el ex-Presidente egipcio Mubarak o Benedicto XVI), pasando por vídeos más que subidos de tono (Erotica, para no ir más lejos), beso con lengua con la lumbreras de Britney Spears en plena retransmisión de premios, crucificción en directo, pechos-fuera cual Afrodita-A; en fin, una larga lista de comportamientos erráticos cuyo ÚNICO propósito es el marketting. Ojo que como artista no me meto, me parece increíble el carrerón que lleva.


Por otra parte, al otro lado del ring, tenemos a un partido que usa el odio racial como baza política barata, facilona y demagoga. Que aprovecha los momentos de crisis económica o de identidad para alimentarse del miedo de la población y manipular con cuatro frases muy manidas a las mentes más pobres. En fin, que desafía día tras día la inteligencia humana, a la que por supuesto teme sobremanera. Ojo, no estoy llamando imbéciles a sus votantes, sólo me alegro de no ser uno de ellos. Cada cual es libre de tener sus ideas, la cosa es respetar los puntos de vista, aunque uno no los comparta ni entienda. Pero lo que sí está claro es que el mismo derecho tienen las dos de expresarse como mejor saben: una cantando, la otra hablando. Quizá la Sra. Le Pen debería pensar en éso, o en su defecto aprender la definición de libertad de expresión, ya que ella también la usa.


Total, que no sé a cuál de las dos otorgar el trofeo de tonto/tonta de la semana (seamos paritarios, hoy más que nunca que hablamos de dos féminas de armas tomar), con lo cual será compartido. Una por lista, y la otra por oportunista. Vosotros decidís quién es qué...

Adieux!


(1) Como soy gabacha puedo decir gabacha ¿vale? No me llaméis luego racista ni mierdas de esas.